Alegorías Procesión Virgen de Dolores

Fundamento San Efrén y la Virgen María

María tiene muchos nombres , y es para mí un gran gozo llamarla con ellos. Es la fortaleza donde habita el poderoso Rey de reyes, mas no salió de allí igual que entró: en Ella se revistió de carne, y así salió. Es también un nuevo cielo, porque allí vive el Rey de reyes; allí entró y luego salió vestido a semejanza del mundo exterior (…). Es la fuente de la que brota el agua viva para los sedientos; quienes han gustado esta bebida llevan fruto al ciento por uno. (SAN EFRÉN DE SIRIA, Himno por el Nacimiento de Cristo, 11)

Detalle del Adorno

Sobre una base de pilares clásico que representa a los doce apóstoles, en forma de puente; al frente la leyenda “TU ERES EL PUENTE MISTERIOSO QUE UNE LA TIERRA CON EL CIELO” San Efren, (Santo que ya en el año 333 compuso una lista en verso de los más bellos títulos que los cristiano otorgaban a la Santísima Virgen), haciendo paso a la C.I. de la Santísima Virgen de Dolores, La Dulce Madre; ataviada de color negro con bordado dorado, abajo del puente cierra con un jardín de rosas color corinto símbolo de la templanza, dignidad y mística de la Virgen María.

Reflexión

Hoy María es para nosotros un cielo, porque nos trae a Dios. El Altísimo se ha anonadado y en Ella ha hecho mansión, se ha hecho pequeño en la Virgen para hacernos grandes, de Ella ha surgido para nosotros la luz y han desaparecido las tinieblas hay muchas maneras de volver a Dios, pero la más correcta es por medio de María, porque por Su medio Él vino a nosotros, y por ende no puede haber otro mejor que el que Él utilizó para llegar a la humanidad; ya que María es puente para llegar a Dios se convierte para nosotros sus hijos en un camino, un medio, un canal, un instrumento para nuestra conversión.